Pasapues > Aragón es así

Destacados

El Monasterio de Rueda. Aragón.

El nombre de Rueda hace alusión a la colosal noria enclavada en la huerta del Monasterio de Nuestra Señora de Rueda de Ebro, principal monumento de la comarca de Ribera Baja del ebro en Sástago, cuya titularidad corresponde actualmente al Gobierno de Aragón que se ocupa de su recuperación.

El Monasterio benedictino de Nuestra Señora de Rueda de Ebro, es uno de los lugares más tristemente hermosos, o hermosamente tristes, de cuantos pueden visitarse a lo largo del largo curso del río Ebro. La desamortización de 1835 arruinó de un plumazo casi siete siglos de vida monacal, desperdigándose entonces su rico patrimonio mueble y ornamental, al tiempo que el edificio y todas sus dependencias entraban en un progresivo proceso de deterioro y abandono, sólo en parte paliado por una escasa restauración.

Este monasterio cisterciense, fue fundado en el año 1202 y tuvo desde sus inicios un amplísimo predicamento patrimonial sobre unas 35 localidades de la comarca y aun de otros lugares de Aragón. Fundamentada su economía sobre el sistema típicamente cisterciense de explotación de granjas, el monasterio -cuyo templo fue iniciado en el año 1226- alcanzó pronto gran notoriedad económica, siendo uno de los primeros monasterios en importancia para la casa matriz de la orden en el condado de Toulouse.

En la fábrica actual del monasterio se da una superposición de épocas y estilos, correspondiendo la parte más antigua al refectorio, el calefactorio, la cocina y las dependencias dedicadas al noviciado, situado todo ello en el ala sur del edificio. Allí existió una primera capilla monacal, puesta bajo la advocación de San Pedro, y que desapareció en el transcurso de unas obras posteriores.

La iglesia del monasterio se concluyó alrededor del año 1238 tras unos trece años de obras. Las obras del claustro debieron de ser más lentas, puesto que, iniciadas -junto a las de otras dependencias, como la biblioteca o la sala capitular- hacia 1256, no se concluyeron hasta la primera mitad del siglo siguiente (año 1340), fecha en la que se debió construir la fachada del templo que da a la gran plaza de acceso, en la que se hallaba la hospedería y el palacio de los abades.

A lo largo del siglo XVI se realizaron obras de ampliación y mejora del monasterio, siendo precisamente estas las que se hallan, en general, en peor estado de conservación. La torre, de estilo mudéjar y en precario estado, se levantó en el siglo XVII.

La parte mejor conservada, y la más interesante, es la más primitiva del recinto. Muy hermoso, curioso y recoleto es el refectorio, situado en el ala meridional del monasterio y al que se accede a través de una bella puerta moldurada. Bajo la bóveda de medio cañón, y encaramado en el muro de la pieza, se conserva aún el púlpito, con una curiosa escalera abierta en el muro y apoyado sobre una gran ménsula. La escalerilla está jalonada por arquería apoyada sobre columnas rematadas por sencillos pero bonitos capiteles. Abierta también al bello y espacioso claustro se halla, asimismo, la sala capitular, con una hermosa entrada y espaciosos vanos para ganar luz, decorados con arcos dentados con puntas de diamante.

En el centro del claustro permanece aún el pozo y junto a él, la gran cisterna de la comunidad, bastante numerosa a juzgar por los moradores del monasterio en el momento de la exclaustración: 30 monjes y unos cuarenta servidores, entre legos y criados. La otra pieza de interés es la zona destinada al noviciado, del gótico primitivo, con curiosos y robustos pilares sobre los que descansa la bóveda de crucería.

El conjunto se cierra al norte por la iglesia abacial, de tres naves de cinco tramos, sin crucero y con el ábside plano. La única capilla abierta a las naves albergó, entre otras, la tumba del que fuera Justicia de Aragón Juan Gil de Tarín, fallecido en 1290. En la fachada que da a la plazuela de acceso se labró, durante la reforma del siglo XV, un bonito rosetón.

Poco es lo que queda, de la ornamentación interior del templo. El magnífico retablo mayor, una excelente obra plateresca tallada en alabastro por los maestros de la escuela de Damian Forment, se trasladó tras la exclaustración a la iglesia parroquial de Escatrón, donde, por razones de espacio, se sacrifico parte del majestuoso basamento.

El campanario se alza sobre torre octogonal con formato de alminar almohade.

Este conjunto es monumento nacional.

También tienes un recorrido literario en la serie "Los Monasterios Aragoneses".

Acceso

Se encuentra a 74 km de Zaragoza, por la N-232 en dirección a Castellón, se sigue hasta Quinto, donde se toma la carretera que lleva a Escatrón, junto al Ebro, en cuya margen izquierda se localiza el Monasterio. También desde Zaragoza en dirección a Barcelona, por la A-2 o la II-2 se va hasta Bujaraloz y de alli a Sástago.

Visitas

Todos los días. Teléfono 976 171084.

Entorno

El Bajo Aragón zaragozano está situado en el extremo oriental de Aragón. Caspe es capital de bellos edificios civiles.

El embalse de Mequinenza, también llamado "Mar de Aragón", es ideal para la pesca y los deportes náuticos.

El territorio conserva vestigios de su intensa romanización en Chipana, Fabara y Maella y en la villa imperial de Celsa Lépida (Velilla de Ebro).

Mapa de situación de los Monasterios Cistercienses en Zaragoza

Otros monasterios cistercienses en Aragón.

Direcciones de Turismo

CALATAYUD. Plaza del Fuerte, s/n. Teléfono 976 886322
CASPE. Cedemar. Plaza de España, 2. Teléfono 976 636533
VERA DE MONCAYO. Paseo de Valeriano Bécquer, s/n Teléfono 976 649000


Tal día como hoy

En octubre agua del diez al veinte, para todo es conveniente.
A la carne, vino, y si es jamón, con más razón.
.
El pudor de las mujeres es la más rica de sus dotes. Plauto

El método más seguro para permanecer pobre es ser una persona franca. Napoleón

Índice sobre Aragón

El Monasterio de Veruela presenta un retiro espriritual a las puertas del Moncayo con las ilustraciones históricas.

Aragón goza de una Naturaleza diversa y variada

Observa fotografías de paisajes.

La información no estará completa sin un paseo por sus tres provincias: Zaragoza, Teruel y Huesca y sus variadas Comarcas, con parada en alguno de sus espectaculares paisajes como el valle pirenaico de Ordesa o el Moncayo o por oposición en el valle el Ebro.

Si razones de trabajo o familiares te han llevado Lejos de Aragón puedes Bajarte imágenes de fondo, sonidos o animaciones

También puedes dedicarte a los intangibles: desde la recopilación de leyendas que hacen a Aragón universal tu también puedes perseguir la presencia del Santo Grial en Aragón.

Otras páginas sobre Aragón en Internet

Hay otras actualidades y realidades que también te pueden interesar, aunque te parezca que la realidad se jubila, sigue adelante muy viva, Y la naturaleza también.
Para seguir la evolución del Aragonés de Aragón

 

Indice Alfabético | Temático | Huesca | Teruel | Zaragoza | Aragón | Comarcas | Inicio
Escudos | Turismo Rural | La Seo | El Pilar | Mudéjar | Goya | Historia | Museo Zaragoza
Castillos | Monasterios | Historia | Libros | Teodoro Pérez | Sergio Sanz | Serafín Urzay | Plumillas
Buffon | Bestiario | Agua | Fauna | Flora | Geología | Hongos | Naturaleza en Aragón

Copyright 1996-2012 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia
Espera acercarte Aragón a tu casa.
El Agua en Aragón, una promesa de futuro